balance-de-blancos-fotografia-submarina-

Cómo hacer el balance de blancos (WB) en fotografía submarina.

¿Has oído alguna vez el término balance blancos en fotografía submarina? Seguro que sí, pero ¿sabes aplicarlo correctamente?

Es muy posible que una de las soluciones para que tus fotos salgan más coloridas esté en este artículo. A muchos buceadores que empiezan con la fotografía submarina, se les pasa por alto la importancia del balance de blancos (White Balance o WB). Si aprendes a utilizar esta sencilla herramienta, comprobarás como tus fotos y vídeos mejoran drásticamente.

La información que hay sobre el WB normalmente es muy técnica y en ocasiones difícil de entender. No es de extrañar que a muchos fotógrafos noveles les tire para atrás un lenguaje tan hermético. Vamos a explicarlo de la forma más sencilla posible, para que se entiendan los conceptos y puedas aplicarlos rápidamente.

En este artículo vas aprender a utilizar el balance de blancos correcto para evitar que tus imágenes salgan con colores no deseados.

Al agua!

Qué es el balance de blancos y para qué sirve.

balance de blancos

 

Es posible que alguna vez te haya salido una foto con tonos anaranjados en una zona iluminada o con dominantes azules en un día nublado. Cuando los colores salen alterados es porque no se ha hecho un balance de blancos correcto.

El tono de los colores que capta tu cámara se clasifica por temperaturas. Cuando haces una foto, la temperatura del color puede ser más cálida, más fría o neutra. Con una temperatura cálida los tonos son más anaranjados, con una neutra no hay tonos dominantes y con una fría dominan los azules.

Clasificación de la temperatura del color.

Toda la gama de colores que vemos, son una mezcla de los colores primarios (RGB) Red, Green y Blue. Con la combinación de estos colores se consigue desde el blanco puro al negro tizón, pasando por todos los colores. Dependiendo de la luz que tengas en cada momento, el sensor de tú cámara capta distintas temperaturas de color.

Cuando se habla de distintas temperaturas de color se usan como referencias la luz neutra, la cálida o la fría. La temperatura del color se expresa en Kelvin (K), no confundir con los Kelvin que se usan para medir la temperatura termodinámica. En el caso de la luz, no nos referimos a la temperatura física que desprende la luz del color. Es más bien una medida relativa de cómo la percibe el ojo humano.

Por ejemplo, la temperatura de la típica bombilla de tungsteno (2.500k) es cálida y los colores suelen tirar hacia el rojo. La luz del día o del flash (5.000K) es neutra y los colores no tienen contaminación cálida o fría. La luz de un cielo sin sol (11.000K) es fría y sus colores tiran hacia el azul.

El resultado de un balance de blancos.

 

balance de blancos

 

Nuestros ojos son capaces de compensar estas diferencias de temperatura. Pero en determinadas ocasiones a la cámara le cuesta hacerlo por sí sola. Por lo tanto tienes que chivarle a tu cámara cuál es la temperatura real que hay, mediante el balance de blancos.

El balance de blancos sirve para transmitirle a tu cámara cuales son los colores reales. Tienes que decirle a la cámara cuál es el blanco real que hay en cada escena, es decir el blanco neutro. Si le das esta información a la máquina, ésta puede equilibrar el resto de los colores.

Imagina que fotografías una pelota de color blanco en una habitación iluminada con la típica bombilla de tungsteno. Este tipo de iluminación tiene una luz cálida con una temperatura de 2500K más o menos.

Si no corriges el balance blancos, la foto saldrá con dominantes anaranjados. Las zonas más brillantes, serán de color naranja claro en vez de blanco y en las zonas oscuras predominará el naranja oscuro.

 

¿Porqué es necesario hacer un balance de blancos?

Para conseguir los blancos neutros en tus fotos y los colores reales, la temperatura del color tiene que rondar los 5000K. Una vez lo consigas, toda la gama estará equilibrada y obtendrás todos los colores correctos sin dominantes.

La luz del día tiene una temperatura aproximadamente de 5500K. Por lo tanto si coges la pelota del ejemplo anterior y la fotografías al mediodía, tendrás un balance de blancos correcto. También podrías conseguir un resultado parecido con el flash en cualquier situación.

De esta forma la pelota no tendrá dominantes cálidos ni fríos porque la temperatura será neutra y no estará contaminada.

Relación entre el balance de blancos y la temperatura.

Básicamente el balance de blancos consiste en contrarrestar la temperatura de las diferentes fuentes de luz. Estas fuentes de luz pueden ser naturales o artificiales y tienen diferentes temperaturas.

Estos dos conceptos, temperatura de color y balance de blancos van cogidos de la mano, y ahora verás porqué. La temperatura del blanco puro es de unos 5500K y esa es la temperatura del blanco que consigues al mediodía.

La luz con temperaturas más altas tendrá más dominantes azules mientras que a temperaturas bajas dominará el rojo. Lo que haces con el WB es contrarrestar el color cálido con uno frío y viceversa, hasta conseguir el color neutro. A continuación, puedes ver los Kelvin de cada temperatura de color.

 

balance de blancos fotografía submarina

 

 

¿Cómo consigo hacer un balance de blancos correcto?

He aquí el quid de cuestión compañer@. Como ya hemos dicho anteriormente tienes que decirle a tu cámara qué temperatura de color hay en cada escena. Esto lo puedes hacer de varios modos dependiendo de las opciones de tu máquina: de forma automática, semi-automática o manual.

 

WB Autómatico.

 

 

Las cámaras digitales te dan la opción de hacer un balance de blancos automático. Pero dependiendo de las fuentes de luz, la cámara puede acertar en mayor o menor grado.

Por ejemplo, utilizando el balance de blancos automático en situaciones lumínicas neutras, la cámara lo tiene más fácil para medir. En situaciones como el mediodía, a la máquina le es muy fácil recoger un referencia de blanco puro. Le es fácil porque a esa hora no hay colores dominantes como en el atardecer.

Por el contrario, cuando hay diferentes temperaturas en las que los dominantes pueden ser más cálidos o fríos, la cámara se pierde. Por lo tanto el modo automático del WB, en algunas ocasiones, no cumplirá con su cometido. En situaciones como por ejemplo el amanecer, a la cámara le cuesta encontrar una referencia correcta de la temperatura del color blanco.

 

WB semi-automático.

Normalmente en las cámaras, podemos encontrar automatismos o presets predefinidos para diferentes situaciones de luz. Seguramente te suenan las típicas opciones de: fluorescente, tungsteno, flash, sol, sombra y nublado.

 

balance de blancos en foto submarina
Temperaturas de color según la fuente de luz.

 

Cuando estás haciendo una foto en un dia nublado, elige el automatismo de Día nublado. De esta forma le estás diciendo a la cámara qué temperatura tiene esa fuente de luz. La máquina entiende que la temperatura es fría, de 6000K, y actuará según su programación para equilibrar los colores. Es decir, para conseguir más rojos en la imagen.

Si utilizas el modo nublado en un atardecer tendrás el efecto contrario. La cámara entiende que faltan rojos, cuando realmente necesitarías azules para contrarrestar la típica luz anaranjada que tiene una puesta de sol.

 

WB Manual.

Algunas cámaras nos dan la opción de indicarles cuál es la temperatura de la fuente de luz de forma manual. Para este cometido necesitaremos una superficie de color blanco o gris neutro para poder indicarlo correctamente. Porque es posible que en una escena no haya nada de color blanco, imagina un retrato dónde no tienes nada de ese color, por ejemplo.

Si usamos una pizarra de color blanco/gris neutro le daremos a la cámara una referencia correcta de esos colores. Con esta referencia la cámara ya podrá equilibrar el resto de los colores.

 

balance de blancos
Una tablilla de buceo blanca para registrar el WB de forma manual. Fotografía de Viajar Buceando.

 

El procedimiento para hacer el balance de blancos manual es muy sencillo. Consiste en:

  1. Seleccionas el modo WB manual en tu cámara.
  2. Sitúas la pizarra blanca delante del objetivo, rellenando todo el encuadre con ésta.
  3. Haces una foto para registrar el blanco.

Lee atentamente las instrucciones de tu cámara para saber qué botón específico debes presionar para registrar el balance de blancos. Puede que sea el botón del Menú, como por ejemplo en la Olympus TG-4, en vez del disparador.

La Olympus TG-4 es una cámara anfibia con la posibilidad de hacer un WB manual, aquí tienes toda la información.

WB con Kelvin.

Las cámaras más avanzadas te dan la posibilidad de introducir tú mismo la temperatura de color existente en una escena, para que la máquina con esos datos la compense automáticamente. Por lo tanto, la cámara no dispara con la temperatura que le asignas, sino que le dices cuál es la temperatura aproximada de la escena para que la máquina equilibre la diferencia.

 

balance de blancos

 

Elegir la temperatura deseada.

Será decisión tuya si quieres obtener un color neutro o prefieres modificar el WB a tu antojo. Esto quiere decir que dependiendo de tu gusto personal podrás elegir la temperatura deseada para tus fotos.

Imagina que haces un foto en un salón de madera donde la única fuente de luz proviene del fuego de una chimenea. Si no haces un WB, la foto tendrá una luz cálida con tonos anaranjados. Ya sabes que esos no son los colores reales aunque puedes recuperarlos con el WB. Pero es muy posible que tú quieras conservar los colores cálidos para esa foto porque te gustan más.

Como ves, lo importante es tener el control de la temperatura del color dentro de lo posible. De esta forma tendrás un montón de posibilidades a la hora de sacar las fotos a tu propio gusto. Podrás elegir entre obtener colores neutros o dar una temperatura más cálida o fría dependiendo del contexto de la foto.

Ajustar el balance de blancos con el PC en edición.

 

balance de blancos
Fotografía licencia CC.

 

Otra posibilidad es ajustar el balance de blancos de las fotografías desde el ordenador con un programa de edición. Hoy en día hay múltiples programas para editar imágenes como Photoshop o Lightroom. Para este cometido, lo ideal sería disparar en modo RAW si tu cámara dispone de esta función.

El archivo RAW es un archivo en crudo. Tiene mucha más información recuperable de la foto que el archivo JPG.  Cuando disparas en RAW, la cámara no ha procesado los colores RGB y eres tú el que los procesa. De esta forma puedes aplicar el balance de blancos con mucha más precisión en la edición de tus fotografías submarinas en el ordenador.

 

El flash y el balance de blancos.

Cuando disparas con el flash entra otro elemento en juego. El flash produce una luz blanca con una temperatura neutra de 5000K, aproximadamente. Todo lo que abarca el alcance del flash, queda bajo una temperatura de color neutra. Esta temperatura se va perdiendo a medida que se pierde el alcance del flash.

Cuando el flash ilumina por completo la escena, no tienes mucha contaminación externa. Pero en una escena más abierta como un paisaje, tendrás diferencias más significativas de temperatura de color. En este caso sólo quedará iluminada por el flash la parte del paisaje que esté dentro de su alcance.

En escenas completamente iluminadas con flash, la cámara lo tiene muy fácil para acertar el WB en modo automático. Esta fuente de luz es muy potente y neutra, por lo que la cámara registrará el color blanco con facilidad.

 

El balance de blancos bajo el agua.

 

balance de blancos
Annabel registrando el color blanco para el WB. Fotografía de Viajar Buceando.

 

Si quieres iniciarte en la fotografía submarina esta guía de iniciación a la fotografía submarina te podría interesar y si quieres aventurarte con el modo manual tienes este artículo. También tienes un post sobre composición fotográfica y 21 documentales submarinos para coger inspiración.

En el agua tienes el problema de la absorción de los colores producido por la profundidad y la distancia.  A medida que desciendes, tienes una dominante azul que vas a tener que contrarrestar continuamente. Lo mejor es hacerlo con luz artificial y si careces de ella, con el WB durante los primeros metros.

También tienes la opción de utilizar filtros rojos que no dejan pasar los azules, para contrarrestar la pérdida de rojos. En este artículo tienes toda la información sobre los filtros.

Bajo el agua, si utilizas un flash puedes usar el WB automático, en esta situación la cámara puede hacerlo correctamente tal como ya hemos visto. Recuerda que todo lo que no abarque el flash, no tendrá un WB correcto.

Si disparas con luz natural, el WB en modo automático no te será eficaz por la absorción de colores. Recuerda que cuando la máquina tiene dominantes de color, le cuesta saber cuál es el blanco. También piensa que el WB  con luz natural es eficaz durante los primeros metros. En este caso lo ideal es hacerlo manualmente si tu cámara te lo permite.

Pero si tu máquina no te deja registrar el WB manualmente, puedes utilizar los presets de día nublado o fluorescente. De esta forma le estás diciendo a la cámara que tienes un azul dominante y ésta intentará compensar la falta de rojos.

Si optas por hacer un WB con luz natural, tendrás que ir repitiéndolo a medida que desciendes o varien las condiciones de luz. Recuerda que tendrás que decirle a la cámara fotográfica cuál es el blanco que hay a cada profundidad. Ir corrigiendo los blancos, porque no se ve igual el color blanco a 3 m. que a 8 metros de profundidad.

 

Balance de blancos en videosub.

El WB en video submarino es parecido a la fotografía, con la diferencia que sustituimos el flash por el foco. Lo más aconsejable es que si grabas con iluminación artificial, utilices el WB en automático.

El WB manual lo harás de igual modo, haciendo el registro del blanco en la pizarra, pero esta vez con el foco. Como con el flash, recuerda que el balance solo te servirá para el área que esté iluminada por el foco.

En el caso de grabar sin iluminación artificial, utiliza el balance de blancos manual. Recuerda que es eficaz en los primeros metros y tendrás que hacerlo a diferentes profundidades. Si tu cámara no tiene la opción de registrar el balance de blancos, utiliza los preset submarino, día nublado o fluorescente, si los tiene.

Si no dispones de estas opciones para ajustar el balance de blancos antes de grabar, solo te queda que intentar ajustar los colores en post-producción. A través de los programa de edición de vídeo podrás hacer pequeños ajustes de color. Pero, te advertimos de que no vas a conseguir corregir los colores como lo harías con iluminación o un balance de blancos correcto. En edición, no esperes milagros si las imágenes tienen un dominante azul muy marcado y ausencia de colores.

 

Aquí tienes un vídeo donde se explica la relación entre el balance de blancos y la temperatura de color, de EIMA, Escuela Internacional de Medios Audiovisuales.

 

Conclusión.

Cómo has podido leer, el balance de blancos no es nada complicado. Básicamente le tienes que decir a la cámara cuál es la temperatura del color en cada escena. Con esto podrás equilibrar los colores del conjunto de la imagen y conseguir fotos con un mayor equilibrio de color. Es decir, que tus fotos no salgan azuladas (temperaturas frías) o demasiado anaranjadas (temperaturas cálidas) y los colores sean más reales.

Lo ideal es analizar la escena, ver qué luz hay y valorar cuál es el modo más conveniente para conseguir la imagen deseada. Si el modo automático no te funciona, utiliza los presets predefinidos de la cámara. Si utilizas el modo de balance de blancos manual, utiliza una pizarra de color blanco o gris para tener una referencia del blanco neutro.

Ahora ya sabes cómo realizar un balance de blancos correcto en modo manual o automático. Cómo afecta la temperatura del color a tus imágenes y cómo aplicar todo esto bajo el agua para conseguir unas imágenes más coloridas. Por lo que te recomendamos que pilles la cámara y ¡a practicar!

 

¿Quieres saber más?

¡Esto ha sido todo amig@! Si te ha quedado alguna duda o quieres añadir algo, te animamos a que nos lo hagas saber en los comentarios.

¡Salud y buen azul!

 

 

 

¿Te gustó el artículo? Únete a Viajar Buceando

guía de iniciación al videosub

Te enviaremos más artículos como este y, además podrás descargar gratis la guía de iniciación al VIDEOSUB, con 20 trucos para hacer vídeos de buceo y los 5 errores que no debes cometer + contenidos y promociones exclusivas para los suscriptores.

acerca de annabel y efra viajar buceando

Acerca de los autores de este artículo: Viajar Buceando.

Somos Annabel y Efra, instructores de buceo PADI y SSI. Hace más de una década que nos dedicamos a la enseñanza. Hemos formado a cientos de alumnos de diferentes nacionalidades en cursos de buceo y ayudado a mejorar sus fotos y vídeos submarinos.

La fotografía y el vídeo forman parte de nuestro trabajo, conocemos bien sus particularidades y lo que se necesita saber para sacarle el máximo partido a un equipo convencional. También nos dedicamos a entrevistar a apasionados de la imagen submarina, viajeros y buceadores de todo el mundo para que todos aprendamos de ellos.

Esto es lo que nosotros hemos aprendido y queremos compartirlo contigo. Si tu también quieres aprender, puedes descargarte gratuitamente la guía de iniciación al videosub y empezar hoy mismo.

Interacciones del lector

Comentarios

Comenta, opina... ¡Exprésate!

Shares