modo manual en fotografia submarina

Los secretos del modo manual en la fotografía submarina.

Si quieres dar un paso más allá en la fotografía submarina, y tener el control absoluto sobre las imágenes que capturas con tu cámara, tienes que hacerlo en modo manual. Esto no quiere decir que no puedas hacer fotografías en modo automático, en este artículo te explicamos cómo.

Recuerda que no todas las cámaras te permiten disparar en modo manual, averigua si la tuya tiene la opción.

Cuando uno se anima a empezar con el modo manual le asaltan varias dudas. Aparecen palabrejas raras como apertura de diafragma, velocidad de obturación e ISO.

En el modo automático la máquina se encarga de estos parámetros, pero ahora has decidido tomar tú todo el control. ¡Bien!

 

Exposición.

Fotografía licencia CC.

Cuando en fotografía se habla de una correcta exposición, se refiere a que la foto no salga sobreexpuesta ni subexpuesta. Una foto subexpuesta quiere decir que está muy oscura y sobreexpuesta que está muy clara.

En los dos casos se han perdido texturas en las fotos y no son correctas porque faltan detalles.

Para conseguir fotos con una buena exposición y bien enfocadas, utilizarás 3 elementos de la cámara: velocidad de obturación, apertura e ISO.

Vamos a empezar a explicar estos tres factores esenciales en la fotografía, para entender cómo funcionan.

¡Al agua!

 

Apertura de diafragma.

La apertura no es nada más que el agujero del objetivo de la cámara, que deja pasar la luz. Este agujero siempre está cerrado. Cuando presionamos el botón de disparo se abre el diafragma, deja pasar la luz y luego se cierra otra vez. La luz que entra se graba en el sensor de la cámara en forma de imagen.

La letra F.

En el modo manual podemos abrir o cerrar el diámetro de la apertura a nuestro antojo. El agujero de la apertura puede ser mayor o menor y la diferencia del diámetro se mide por la letra F. Por ejemplo f/2,  f/8,  f/16…

Cuanto más abierto es el diámetro de la apertura, más pequeño es el valor F, por ejemplo f/2. Y cuanto más pequeño es el diámetro de la apertura, el valor F es más grande, por ejemplo f/16.

Los valores F cambian dependiendo de la cámara o el objetivo. Cuanto más pequeño es el F nativo (el más bajo que tenga la cámara) mejor,  porque capta más luz.

¿Y qué diferencia hay en abrir o cerrar la apertura en mayor o menor grado? Muy sencillo, si la apertura está más abierta pasará más luz y si está más cerrada, menos.

 

¿Y para qué sirve que entre más o menos luz?

Sirve para conseguir fotos bien expuestas, ni muy claras ni muy oscuras. Es decir con una cantidad de luz correcta. Por ejemplo en un F/2 pasará mucha más luz que en un F/11.

Es muy importante que entiendas que todo depende de la luz que tengas en cada escena.

Hemos dicho que con aperturas más abiertas, pasa más luz. Pero todo dependerá de la luz que tengas en ese momento.

Con cualquier apertura que dispares, si tomas una foto al mediodía, pasará mucha más luz que al atardecer. Simplemente porque a esa hora hay más luz. O por ejemplo en un sitio cerrado con mucha iluminación artificial. En ese caso, no necesitarás abrir al máximo la apertura porqué se te sobre expondría la fotografía.

 

El Zoom, la apertura y la profundidad de campo.

La apertura también está relacionada con la profundidad de campo. Cuanta más apertura menos profundidad de campo. Y con aperturas más cerradas conseguimos más profundidad de campo.

La profundidad de campo son las partes más y menos enfocadas de una foto, por delante y por detrás del motivo al que fotografiamos.

Por ejemplo, a una foto en la que hay una parte enfocada y el fondo se vé difuso, se dice que tiene poca profundidad de campo. Y cuando el fondo de un sujeto tiene mucha presencia y está más enfocado, se dice que tiene mucha profundidad de campo.

 

Foto macro con Nikon D3100 y objetivo macro Tamron 90mm. Fotografía de Viajar Buceando.

 

Otro elemento que está relacionado con la apertura y la luz es el Zoom de la cámara. Al hacer zoom pierdes luz y se restringe la apertura. La cámara te permite disparar sin zoom a la máxima apertura de tu cámara. En cambio a medida que vas haciendo Zoom, la cámara ya no te deja abrir tanto la apertura.

El Zoom también influye en la profundidad de campo. Cuanto más zoom haces y más te acercas al sujeto, menos profundidad de campo consigues.

 

Velocidad de obturación/exposición.

En el modo manual también tienes la posibilidad de aumentar o disminuir la velocidad de exposición. Que tus fotos salgan enfocadas correctamente depende de la velocidad de obturación.

Cuando disparas una foto ya sabes que se abre la apertura y deja pasar la luz. También has aprendido que cuanto más grande sea el diámetro de la apertura entra más luz y viceversa.

Pues la velocidad de obturación es el tiempo que transcurre entre que se abre y se cierra la apertura. Si le decimos a la cámara que dispare muy rápido, no le daremos tiempo a que entre mucha luz. En cambio sí le decimos que dispare más lento, entrará más luz.

 

¿Velocidades lentas o rápidas?

Las velocidades se expresan en segundos y milésimas de segundo. Por ejemplo, velocidades lentas serían 1″, 1/25, 1/60. Y velocidades rápidas serían 1/200, 1/500, 1/4000.

Pondremos como ejemplo el guiño de un ojo. Si empiezas con el ojo cerrado, lo abres y lo cierras muy rápido, apenas entra luz. Pero si el guiño lo haces lentamente captas más luz y tienes más tiempo de asimilar la imagen.

¿Y para qué sirve disparar más o menos rápido? Básicamente para conseguir dos objetivos, fotos nítidas y bien expuestas.

Se suelen usar velocidades rápidas cuando el sujeto a retratar es muy veloz. Por ejemplo, pájaros, peces, algunos insectos, etc. O sea, todo lo que se mueva muy rápido.  Si en estos casos no subimos la velocidad la foto saldrá desenfocada. También tendremos en cuenta la velocidad cuando tiramos a pulso, si usamos una obturación muy lenta será imposible tomar una fotografía bien enfocada porque nos moveremos.

Para conseguir las fotos bien enfocadas y nítidas, en el submarinismo se utiliza el flash por la carencia de luz. Pero si disparas con luz natural y sin flash, dependerás de la velocidad de obturación.

velocidad obturación fotografia submarina modo manual
Fotografía de Viajar Buceando.

 

A más velocidad de disparo, menos luz.

Como contrapartida, si utilizamos velocidades muy rápidas, entrará menos luz por el objetivo. Corremos el riesgo de que las fotos salgan subexpuestas (oscuras). Todo dependerá de la luz que tengamos en ese momento y de la velocidad de disparo.

No es lo mismo disparar a velocidades altas durante el mediodía con mucha luz que al atardecer con poca.

Con velocidades lentas, el objetivo deja pasar luz durante más tiempo. Pero como contrapartida, también es posible que durante ese tiempo tu pulso o el sujeto a retratar se muevan. Por lo tanto hay más posibilidades que las imágenes salgan desenfocadas.

En situaciones en que los sujetos son más lentos o estáticos, puedes prescindir de una velocidad alta. Por ejemplo cuando fotografías un paisaje o un objeto. En estos casos solo tendrás que lidiar con tu pulso y puedes solventarlo con un trípode.

Recuerda, el problema de disparar a mucha velocidad, es que vas a necesitar más luz porque si no las fotos te quedarán oscuras. Si lo haces en condiciones con mucha luz, lo tendrás más fácil que con poca.

 

ISO

El ISO es el concepto más fácil de comprender. Se trata de una herramienta de la cámara que sirve para darte un extra de luz cuando es necesario. Por ejemplo cuando estás en condiciones de poca luz donde las fotos te salen oscuras.

Los valores ISO se muestran de mayor a menor numeración: ISO 100. ISO 200, ISO 400, ISO 2000…

Dependiendo del modelo de la cámara estos valores pueden variar,  pero el concepto es el mismo. Lo que hace es que el sensor capta mucha más luz a mayor ISO.

La penalización del ISO.

 

ISO modo manual fotografia submarina
Fotografía licencia CC.

 

Contra más abuses del ISO, más grano o ruido aparecerá en las fotos. Cuando subes el valor ISO, el sensor de la cámara se esfuerza por captar más luz. Este sobreesfuerzo hace que el sensor se caliente y produce imágenes con más grano.

Hay que intentar disparar con el  ISO más bajo posible para que éste no nos penalice. Pero ten en cuenta que habrá situaciones en las que necesitemos un extra de luz y será inevitable su uso.

Tampoco te tienes que comer la cabeza. Dependiendo de la cámara, en valores como ISO 200 o 400, apenas se nota la aparición del grano. En situaciones oscuras es cuando más presencia tiene el ruido.

Haz pruebas con tu cámara en distintas situaciones de luz para saber hasta dónde llega el valor ISO. Una de las grandes diferencias entre las cámaras de gama alta y baja, es que las segundas te permiten usar un ISO alto con menos penalización.

Resumiendo: Cuanto más cerrada sea la apertura, más velocidad y menos ISO, obtendrás menos luz. Y viceversa: apertura abierta, menos velocidad y más ISO, obtendrás más luz.

Cuanta más velocidad de obturación, más posibilidad de enfocar correctamente. Por lo contrario contra menos velocidad, más posibilidad de que tus imágenes salgan movidas.

 

Mezclando los tres elementos para una correcta exposición.

 

Fotografía licencia CC.

 

Hasta aquí ya sabes para qué sirven la apertura, el ISO y la velocidad de exposición. Seguramente has llegado a la conclusión de que con estos tres pilares consigues más o menos luz por diferentes vías.

Una correcta exposición dependerá de las condiciones de luz en cada escena y del sujeto a fotografiar. Tendrás que combinar estos tres elementos para conseguir tu propósito.

Cada vez que alteras uno de los tres pilares de la luz, afecta directamente a los otros dos.

Ejemplos prácticos.

Por ejemplo, imagina que disparas a una velocidad de 1/500, apertura f/8 e ISO 800. El sujeto sale bien expuesto de luz pero ha quedado desenfocado. Sabes que te falta velocidad.

Ok, tienes que subir la velocidad. Al subir la velocidad has conseguido enfocar correctamente. Pero la toma está subexpuesta porque la apertura ha estado menos tiempo abierta a consecuencia de subir la velocidad.

Necesitas más luz y te quedan dos opciones. Una seria subir el ISO y la otra abrir más la apertura. En los dos casos consigues más luz. Pero si sigues subiendo el ISO la imagen saldrá borrosa. Por lo tanto decides abrir la apertura a F/3 y de esta forma consigues más luz.

Si las condiciones de luz o el sujeto a fotografiar fueran diferentes, todo cambiaría.

Ejemplo con trípode.

Imagina que quieres fotografiar un atardecer. Es una escena donde hay muy poca luz pero tienes a tu favor que el paisaje no se mueve. En este ejemplo, un trípode marcará la diferencia.

Sigamos con el ejemplo. Imagina que no tienes trípode por lo que tendrás que disparar a pulso. Por la falta de luz, tendrás que subir ISO, abrir apertura y un mínimo de velocidad para enfocar correctamente.

En esta situación, lo ideal es disparar con un trípode o apoyando la cámara en una base estable y ahora te explicaremos porqué. El paisaje no se va a mover,  pero tú en mayor o menor grado sí. Con el trípode puedes disparar a velocidades tan lentas como 1″, 5″ o 10″. Sería imposible hacerlo a pulso sin que la imagen saliera movida.

Además el trípode te permite disparar con el ISO más bajo y con la apertura que quieras. Este mismo ejemplo no te serviría con un sujeto en movimiento.

Te recomendamos empezar siempre con la velocidad. Cuando ya la tienes y la foto sale correctamente enfocada, empiezas a jugar con la apertura y el ISO. Con la experiencia ya memorizarás las combinaciones de parámetros que te funcionan en determinadas situaciones.

 

Licencia CC.

 

La exposición manual bajo el agua.

Los conceptos teóricos son los mismos que en tierra pero bajo el agua tenemos mucha menos luz que en la superficie. Pero ahora ya sabes cómo lidiar con la carencia de luz. ¿No?

Bajo el agua hay sujetos lentos y rápidos y dependiendo a qué profundidad disparemos lo tendremos más o menos fácil.

Si por ejemplo estás a poca profundidad sin flash (2/8 m.) y al mediodía, tienes unas condiciones óptimas de luz. Si por lo contrario estás a más profundidad (10/20 m.) el tema ya se complica.

Te será de mucha ayuda tener nociones sobre el balance de blancos y los filtros.

También es importante que sepas que tanto en tierra y más bajo el agua, se utiliza el flash. Este aliado lumínico lo cambia todo, porque te da una potente fuente de luz. El flash te permite disparar con velocidades más lentas, ISO bajo y aperturas más cerradas.

De todos modos, aunque utilices el flash, también combinarás la apertura, el ISO y la velocidad.

 

¿Por qué disparar en modo manual y no en automático?

Licencia CC.

 

Hay muchas situaciones en que la cámara no sabe el tipo de foto que tú andas buscando. Cuando disparas en modo automático la máquina aplica unos parámetros muy generales.

Imagina que quieres retratar una cascada de agua. Hay dos formas de hacerlo, retratar el agua con una obturación lenta para conseguir un efecto seda. O por el contrario congelar el agua con una velocidad más rápida.

 

modo manual fotografia submarina
1ª Fotografía de Viajar Buceando. 2ª Fotografía licencia CC.

 

Es posible que necesites una velocidad de disparo rápida para retratar nítidamente a un sujeto veloz. ¿Cuánto de rápida? La cámara no lo sabe y eres tú el que tienes que cambiar los parámetros manualmente.

También es posible que estés buscando una determinada apertura para conseguir mayor o menor profundidad de campo. La cámara no es adivina.

 

Práctica.

Te recomendamos que pongas en práctica todo lo que has aprendido. Para mejorar tu técnica puedes pegar un vistazo a nuestro artículo 25 trucos para mejorar la composición en fotografía submarina.

Puedes hacerlo en tu casa o en la calle. Utiliza sujetos que se muevan rápido e intenta fotografiarlos en distintas condiciones de luz. Haz la misma foto con distintas velocidades y aperturas. Intenta fotografiar un atardecer a pulso y con trípode para que veas la diferencia de dificultad.

De esta forma cuando vayas al agua ya tendrás las ideas más frescas y claras. Piensa que tus manos tendrán que “memorizar” donde está cada botón y usarlo con soltura. No mola nada estar bajo el agua buscando cuál es el botón para subir la velocidad o como se cambia la apertura.

Con el modo manual estarás constantemente cambiando los parámetros de ISO, apertura y velocidad.

Cuando ya tengas todos los parámetros controlados para una foto, éstos no te servirán para otra profundidad o sujeto. Porque es muy posible que las condiciones de luz hayan cambiado por la profundidad.

 

Esto ha sido todo referente a la exposición con el modo manual aplicado a la fotografía submarina.

Has aprendido sus secretos, todo lo que debes saber para exponer correctamente una foto prescindiendo del modo automático. Ya sabes lo que es la velocidad de obturación y cómo funciona, también la apertura y el ISO.

Y lo más importante, cómo combinar estos 3 elementos para una correcta exposición en diferentes condiciones de luz.

Si te gusta la imagen submarina no te pierdas 21 documentales submarinos que deberías conocer y Tipos de planos cinematográficos, ángulos y movimientos de cámara en fotosub.

¿Quieres saber más?

Cuéntanos tus dudas sobre exposición, comparte tus secretos y dinos qué opinas tú. ¡Te esperamos en los comentarios!

 

¿Te gustó el artículo? Únete a Viajar Buceando

guía de iniciación al videosub

Te enviaremos más artículos como este y, además podrás descargar gratis la guía de iniciación al VIDEOSUB, con 20 trucos para hacer vídeos de buceo y los 5 errores que no debes cometer + contenidos y promociones exclusivas para los suscriptores.

acerca de annabel y efra viajar buceando

Acerca de los autores de este artículo: Viajar Buceando.

Somos Annabel y Efra, instructores de buceo PADI y SSI. Hace más de una década que nos dedicamos a la enseñanza. Hemos formado a cientos de alumnos de diferentes nacionalidades en cursos de buceo y ayudado a mejorar sus fotos y vídeos submarinos.

La fotografía y el vídeo forman parte de nuestro trabajo, conocemos bien sus particularidades y lo que se necesita saber para sacarle el máximo partido a un equipo convencional. También nos dedicamos a entrevistar a apasionados de la imagen submarina, viajeros y buceadores de todo el mundo para que todos aprendamos de ellos.

Esto es lo que nosotros hemos aprendido y queremos compartirlo contigo. Si tu también quieres aprender, puedes descargarte gratuitamente la guía de iniciación al videosub y empezar hoy mismo.

Interacciones del lector

Comentarios

  1. Estoy leyendo todos los artículos en la medida que puedo, están todos excelentes, muy bien explicados, muy claro todo. Gracias por compartirlo, saludos desde Argentina

Comenta, opina... ¡Exprésate!

Shares